Guía de planificación de tu vivienda de madera

¿Por dónde empiezo? Mes a mes trato con cientos de personas, incluyendo clientes, empresas distribuidoras, sus clientes y gente simplemente interesada en aprender más sobre la vivienda de madera.

Con este artículo pretendo resumir todo lo que he aprendido en el sector durante los últimos dos años y medio. Aunque pueda parecerte un corto espacio de tiempo, lo cierto es que la labor de coordinación de viviendas de madera a medida en todos los tamaños imaginables es muy intensa. Uno debe permanecer alerta, aprendiendo y mejorando su trabajo.

Espero que la lectura te ayude a comprender mejor el que en mi opinión es el material ideal para la construcción.

Primeros pasos

Una vez hemos optado por la vivienda en madera para vivir, el primer paso suele ser dirigirse al Ayuntamiento, concretamente a su Departamento Urbanístico, y consultar sobre la normativa aplicable municipal, a las construcciones de madera. 

Hay variaciones en cada municipio, pero estos suelen ser los puntos más comunes:

  • Porcentaje edificable, respecto al área total de la finca.
  • Altura mínima lateral, o de cumbrera.
  • Grueso mínimo de muro exterior.
  • Superficie mínima habitable de cada estancia, y del interior total de la vivienda.
  • Tipo de base para la cimentación.

En ocasiones es necesario contratar un arquitecto certificado, para la realización del proyecto, o realizar un estudio geotécnico del terreno. Esto dependerá también del municipio, y tamaño de la vivienda de madera.

Recursos adicionales

Te recomiendo leer este artículo de Maderea, para ampliar información:

¿Cuál es la normativa que afecta a las casas prefabricadas de madera?

Elección de los materiales constructivos: madera y herrajes

Fijación de muros de madera

Este punto es fundamental. El objetivo principal es que la vivienda de madera quede adaptada a tu climatología, y puedas disfrutarla por toda la vida, sin mayores costes que los mínimos de mantenimiento.

Muro en la vivienda de madera

En primer lugar, trataremos la elección de muros en madera.

En contra de lo que mucha gente piensa, la madera no es un buen aislante. El grueso del muro solo determinará la fuerza estructural de la vivienda, y no su capacidad de protección al frío o calor.

Si vives en una zona con temperaturas extremas, recomendaremos siempre un doble muro aislado.

Doble encastre para aislamiento

Particularmente, si vives en una zona extremadamente calurosa, un muro mayor de 44 mm no es aconsejable, al menos a nivel estético. La madera nórdica mayor de este grosor se selecciona del corazón del árbol, por ser más fuerte. Precisamente por ello, también presentará una mayor cantidad de fisuras, pues estas nacen del corazón.

Techo de madera

El factor principal a tener en cuenta es la nieve. La lluvia no afectará negativamente a la estructura. La nieve, por contra, permanece un tiempo sobre el techo, hasta derretirse, suponiendo un peso adicional.

Esta es la razón por la cuál las viviendas en los países nórdicos suelen contar con una pendiente de techo muy pronunciada. Aunque en España no es necesario imitar este estilo, sí debemos ser precavidos, y contar con una vivienda de madera preparada para la posible circunstancia de nieve, aún siendo esta muy poco probable.

En caso de contar con un cierto riesgo de nieve, por mínimo que sea, la solución pasa por diseñar  una mayor pendiente, que minimizará este efecto, y por utilizar unos cabios (sostén de la tabla de techo) de mayor altura, que soporten el peso de la nieve. La altura del cabio siempre es más importante que su anchura.

También será importante informarnos de si la vivienda de madera está descubierta, es decir, sin árboles y edificios alrededor.

Doble techo de madera aislado

 

Recomendaciones en acabados

El objetivo principal de esta sección es enseñarte a elegir los mejores acabados, en función de las características climáticas de tu localidad.
En primer lugar, la recomendación general pasa por elegir materiales naturales, que han probado una mayor resistencia y durabilidad al paso del tiempo.

Hoy nos centraremos en los tres acabados mínimos necesarios, que dejarán la estructura de madera completamente protegida desde un primer momento: pintura, cubierta y aislamiento.

Pintura

La pintura es un elemento indiscutible y no negociable, por ello el concepto está incluido en los precios de todas nuestras viviendas. Optaremos siempre por una aplicación de lasur. Este tipo de pintura se denomina ”a poro abierto”, porque penetra dentro del material, y lo nutre. Al contrario que otras soluciones más económicas, que se limitan a dejar una capa superficial sobre la madera.

Pintura en lasur oscuro

El lasur permitirá el comportamiento natural de la madera y al mismo tiempo, la protegerá de los ataques de carcoma y otros insectos. Si vives en el sur, con temperaturas cálidas y mucho sol, y al contrario de lo que en un principio se podría pensar, recomendamos optar por colores oscuros.

Pintar el interior de la casa no es obligatorio, aunque sí recomendable, al menos las estancias que reciben más sol.

 


Si es aplicado correctamente, las capas sucesivas de pintura podrán realizarse cada 7 años.

Recursos adicionales

Un nuevo artículo de Maderea, entrando en más detalle: ¿Qué es un lasur?

Cubierta

Pasando al techo, por defecto incluimos en todos los presupuestos teja, salvo solicitud expresa por el cliente.

En este caso hay multitud de opciones en materiales, y la elección pasa a hacerse en base más al presupuesto, y el gusto del propio cliente por el acabado estético.

Personalmente, me gusta la teja de cerámica por 3 razones:

  • Se fabrica a partir de un material natural, el barro.
  • El techo de madera no necesita un excesivo refuerzo para su soporte, siendo suficiente aumentar ligeramente la pendiente, y añadir unos listones transversales, sobre los que se encajará la teja. Siempre incluiremos una lámina de vapor, para evitar que la humedad de la lluvia penetre al interior de la vivienda.
  • Especialmente, por su bonito aspecto visual. La teja de cerámica es nuestra, nuestro país es productor principal. La vivienda de madera ha nacido en el norte de Europa, donde el material crece más fuerte por las frías condiciones. En España tenemos la oportunidad de unir los dos materiales a un coste razonable, generando una vivienda como la de las fábulas, al mismo tiempo resistente y sostenible.

Tejado de cerámica

 

Aislamiento

Me gustaría recalcar que este punto no es estrictamente necesario, sobre todo si vives en la mitad sur de España. La recomendación general pasa por vivir un tiempo dentro de la vivienda de madera, antes de aislar los muros y el techo, ya que la mayoría de la gente suele sorprenderse de lo agusto que se vive dentro, durante todo el año.

Doble vidrio térmico

Las principales vías de escape y entrada de frío, calor y sonido son las puertas, ventanas y techo. En este sentido, el asunto queda solucionado por nuestra parte, todas las puertas y ventanas serán preparadas en madera laminada (mucho más fuerte, reduciendo prácticamente a cero el riesgo de movimiento posterior y fisura). Contarán con un doble vidrio térmico, con gas de argón en su interior.

Si finalmente optas por instalar aislamiento, la lana de roca es la opción más conocida y recomendada en el mercado, por tratarse de un material natural y sobre todo, flexible, permitiendo adaptarla a la cámara que preparan los distintos fabricantes. También existen otros materiales naturales, como la fibra de madera.

La instalación de techo es sencilla. Sin embargo, sí que recomendamos decidirla con antelación a la construcción, y antes de instalar el material de cubierta definitivo. Si prevés frío por las noches, aísla el techo desde un primer momento.

En cuanto al aislamiento de muros, recomiendo desechar la práctica habitual de atornillado de una tabla trasdosada que, si no está realizada correctamente, no permite el movimiento natural de la madera. No obstante, hay algunas empresas que preparan un doble muro trasdosado deslizante, el cuál si considero una opción completamente válida.

Consejo

En cualquier caso, mi recomendación es instalar el doble muro Maestro Casas, por dos razones:

  • El muro exterior es doble. Pongamos 44 + cámara + 44. Esto supone un fuerte muro exterior de 88 milímetros al que, al sumarle el grueso de cámara, obtendremos un muro que siempre cumplirá la normativa. El muro interior será más fino, con lo que no se desaprovechará espacio interior habitable.
  • Este doble muro exterior, en lugar de quedar atornillado, queda encastrado (o encajado), permitiendo a la estructura comportarse como un todo, su movimiento será uniforme.

Por fín, una vivienda finalizada y llave en mano

Conclusión

Este texto supone una introducción, a los puntos más importantes a tener en cuenta, a la hora de planificar tu vivienda de madera. Te recomiendo continuar investigando y aprendiendo. Aprovecho para compartir una entrevista a María, autora de Cambium Design, arquitecta, y toda una experta en la construcción en madera. En ella profundiza en los aspectos tratados, y otros muchos, además de tratarse ciertos temas controvertidos, sobre los que no todas las empresas acostumbran a advertir a sus clientes:

Si has llegado hasta el final, significa que este tema te apasiona al menos, tanto como a mí. Si es así, te invito a que me contactes de forma directa, a partir de los medios que tenemos habilitados en esta misma web. Nuestro objetivo principal de trabajo es ayudar en toda la medida posible, y la mejor recompensa para nosotros, continuar aprendiendo.

 

Adrián Martín, Maestro Casas

Escriba un comentario


One Response

  1. Adrián septiembre 12, 2018 w 11:57 amOdpowiedz

    Comentario de prueba.

×